¿Cómo crear tu marca personal y ganar dinero con ello?

Crear nuestra propia marca personal es algo que puede resultar de gran utilidad para ganar dinero. Si lo hacemos adecuadamente, mejoraremos nuestro posicionamiento en el sector y veremos cómo aumentan de forma progresiva nuestras oportunidades laborales y nuestros ingresos.

No obstante, generar una marca personal no es una tarea sencilla. Requiere de mucho trabajo y de unas buenas dosis de constancia y paciencia. A continuación, explicamos cuáles son los pasos necesarios para crear una marca personal que nos ayude a ganar dinero a largo plazo.


Cómo generar una marca personal paso a paso

El punto de partida será la realización de un autoanálisis, en el que nos preguntaremos qué ofrecemos y de qué forma lo ofrecemos. Se trata de averiguar y conceptualizar nuestra propuesta de valor, el hecho diferenciador que nos distinguirá del resto de profesionales. En este punto será importante identificar cuáles son las cualidades más valoradas por reclutadores y clientes, para así adaptar nuestra marca personal de una u otra forma.

En segundo lugar, tendremos que estudiar de forma exhaustiva cuáles son nuestros objetivos y hasta dónde queremos llegar. ¿Qué queremos conseguir a través de nuestra marca personal? ¿Queremos ser contratados por más clientes? ¿Queremos entrar a formar parte de la plantilla de una gran empresa? De las respuestas a estas preguntas dependerán los siguientes pasos.

En tercer lugar, habrá que recurrir al networking. Para que la propuesta de valor se convierta definitivamente en una marca personal, es vital construir una red de contactos que le otorguen cierta visibilidad y la valoren. Algunos consejos: asistir a eventos, acudir a ferias, retomar el contacto con antiguos jefes o compañeros y, sobre todo, fortalecer los vínculos a través de prescripciones o favores profesionales.

Paralelamente, y teniendo en cuenta la resolución que hayamos dado a las dudas anteriormente planteadas, trataremos de convertir nuestro perfil en experto en determinada materia. Puede parecer contradictorio, pero saber de todo nos puede conducir a no conseguir nada. El prestigio y la reputación serán mayores cuantos más esfuerzos dediquemos a este apartado. También será importante ayudar a otros a resolver sus dudas o problemas, siempre que estos estén relacionados con nuestro ámbito de especialización. Es así como iremos construyendo nuestra imagen de experto en la materia.

Para que este paso sea todavía más efectivo, la mejor opción es no descartar nunca la posibilidad de invertir en nuestra formación. Formarnos siempre nos permitirá tener acceso a un mayor número de oportunidades, al tiempo que nos ayudará a definir mejor qué camino queremos seguir.

Es en este punto en el que tendremos que poner en práctica una aptitud muy necesaria: la perseverancia. Es posible que no obtengamos los resultados esperados al principio, pero esto no nos tiene que frenar. La creación de una marca personal es una carrera de fondo y los resultados solo son palpables al llegar a la meta.

Esa perseverancia será fundamental para continuar con el proceso, que en este momento se centrará en la selección de los canales a través de los cuales difundiremos y potenciaremos nuestra marca personal. En este sentido, tendremos en cuenta que la mejor opción será siempre la que combine de forma efectiva el ámbito offline y el online. En función de en qué espacio nos encontremos en cada momento, tendremos que adaptar nuestro tono y nuestro mensaje. De igual forma ocurrirá con los diferentes canales online. En el mundo digital existe una amplia variedad de espacios y en cada uno dominarán un vocabulario y un estilo determinados.

Una buena opción para promover la difusión de la marca personal a través de un canal propio es la creación de una página web. Si optamos por crearla, primero tendremos que diseñar nuestra identidad visual. Esto es, nuestro nombre, nuestro logo, nuestros colores y nuestra letra. Los utilizaremos siempre para movernos en el entorno online.


Algunos consejos más

Durante el proceso surgirán dudas y momentos de desilusión. Por eso es importante estar completamente seguros y confiar plenamente en lo que hacemos. Si seguimos todos los pasos y lo hacemos de forma auténtica, sincera y natural es muy difícil que algo salga mal. Solo es necesario tener un poco de paciencia y no dejar escapar ninguna oportunidad.

Por último, deberemos recordar siempre que generar una marca personal es, ante todo, una estrategia, y como tal debe guardar un mínimo de coherencia. Dicha coherencia deberá ser mantenida en el tiempo, incluso cuando consideremos que hemos alcanzado nuestros objetivos.

Siguiendo estos consejos es muy probable que logremos crear una potente marca personal y, lo más importante, que consigamos ganar dinero con ella. Además, otra de las ventajas que esto nos reportará es que, aunque terminemos nuestro trabajo con un determinado cliente o dejemos la empresa en la que estábamos contratados, gracias a nuestra marca personal podremos continuar nuestro camino de una forma mucho más prometedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez − 7 =