¿Cómo innovar en las empresas familiares?

La gestión de empresas es una disciplina que te exige de unos conocimientos del ámbito empresarial en diferentes materias. A la hora de gestionar un negocio tienes que saber organizar el trabajo, gestionar al personal, realizar adecuadamente la contabilidad, la facturación, etc.  En el caso de las empresas familiares cuentas con la ventaja de que el conocimiento se trasmite de generación en generación.

En muchas ocasiones, lo que puede ocurrir es que el hecho de ser una empresa familiar pueda suponer un inconveniente precisamente por los vínculos existentes. Se pueden generar situaciones complejas que tienes que saber salvar y gestionar adecuadamente.


¿Qué estrategia es la más adecuada para afrontar la toma de decisiones en empresas familiares? 

Hablar de gestión de empresas, de empresas familiares y de estrategia requiere importantes dosis de planificación y una adecuada organización para que el negocio de estas empresas pueda funcionar adecuadamente. En España las empresas familiares representan un volumen importante de negocios y se caracterizan especialmente por ser empresas muy longevas llegando a alcanzar los 33 años de vida por encima de otras empresas no familiares.

Sin embargo, si trabajas en una empresa familiar o diriges una, hay una serie de aspectos que debes tener en cuenta para que todo vaya sobre ruedas. La definición de los roles o las funciones que desarrollan cada uno de los miembros de la organización es importante. En una empresa familiar suele ser habitual que si tú eres el director, en el consejo de administración haya otro miembro de la familia y la propiedad de la empresa también corresponda a un miembro de la familia. Por eso, es importante que trates de delimitar en tu empresa muy claramente las funciones que desarrolla cada integrante y sus responsabilidades. Esto ayudará en la toma de decisiones.


Tipos de estrategia para la toma de decisiones en empresas familiares

Otro de los temas importantes si tienes una empresa familiar es cómo se produce la toma de decisiones. En el ámbito económico existen diversas teorías sobre la toma de decisiones en las empresas que no siempre funcionan o se dan en las empresas familiares.

Las teorías más conocidas son la toma de decisiones racional, la teoría de juegos y la teoría de roles. Sin embargo, cuando trabajas en una empresa familiar puedes comprobar que a la hora de tomar decisiones influyen dos factores fundamentales:

– La influencia: se trata de factores que pueden ser internos o externos a tu empresa. Estos factores ejercen un gran impacto en la toma de decisiones que van más allá de la toma de decisiones racional o de roles. También puede tratarse de factores propios de la persona que toma la decisión, o bien pueden ser factores propios del entorno.

– El tipo de influencia: en función del tipo de influencia que afecte en tu toma de decisiones, podrá ser una influencia que pueda fomentar que se tome la decisión, podrá frenarla o podrá impedirla.

Es importante que para afrontar la toma de decisiones de forma adecuada adoptes una serie de medidas:

– La empresa debería adoptar la forma de una sociedad mercantil.

– Que la representación de la sociedad la tengan dos miembros de la familia al mismo tiempo, no dejarla únicamente en manos de un representante.

– Debe haber una consenso en que haya algún familiar que se el o la que ostente el cargo de director o directora general.

– Los problemas se resuelvan siempre en un momento y lugar preciso, pero no en cualquier lugar o reunión.

– Los socios de la empresa deben ser, al mismo tiempo, trabajadores y dar ejemplo. 
Cómo innovar en una empresa familiar 

Un problema habitual que encontrarás en una empresa familiar es la falta de innovación empresarial, visión muy sesgada del desarrollo de la empresa y poca capacidad de análisis, y por eso es uno de los problemas que más debe preocuparte.

Uno de los principales problemas que puedes encontrar en una empresa familiar es que las cosas siempre se han hecho de una determinada forma y resulte muy complicado lograr que se introduzcan cambios. De igual forma, que el conocimiento y la experiencia se van trasmitiendo de generación en generación, la forma de trabajar tiende también a trasmitirse y existe poca motivación a introducir cambios, sobre todo cuando las cosas han funcionado de manera adecuada. Es necesario que las generaciones que llegan a la empresa puedan tener la capacidad y las ganas de introducir cambios que ayuden a actualizar la empresa a la situación de los mercados.

Por ello, en la gestión de empresas familiares puedes encontrarte con que el factor propiedad y el factor tiempo influyen de manera destacada en la toma de decisiones y en la capacidad de innovación. Cuando los que toman decisiones son miembros de la familia que gestiona la empresa, se valoran aspectos a más largo plazo en sus decisiones y, además, a la hora de contratar a alguien externo tendrán mucho más en cuenta la honradez o el compromiso por encima de otros aspectos como la capacidad de innovar.

Si quieres saber más sobre venta en el canal empresas, visita la formación gratuita aquí. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.