Sacar rendimiento a las PYMES con el Business Intelligence

La inteligencia empresarial o business intelligence  (BI) se fundamenta en el aprovechamiento de los servicios y el software, para la transformación de datos en una forma de inteligencia vital en la toma de decisiones tácticas y estratégicas en una empresa.

Qué significa BI

Es la habilidad que tiene la tecnología para transformar los datos en información, y conocimiento. Así, las decisiones de un negocio estarán más depuradas y optimizadas.

Si se asocia esta estrategia a la tecnología de la información, se puede definir el business intelligence como el conjunto de aplicaciones, métodos y tecnologías con la capacidad de reunir, transformar y depurar los datos de procedimientos transaccionales. Convierte la información en algo coherente y estructurado, para ofrecer datos de valor que ayuden a la toma de decisiones.

Qué contiene la estrategia

Sin lugar a dudas, la inteligencia empresarial o la inteligencia de negocio es un factor clave. Gracias a ella, se obtiene una ventaja competitiva al disponer de información privilegiada para gestionar los problemas de una organización como las ofertas o promociones de productos, el control financiero, la entrada a nuevos mercados o la optimización de costes, entre otros.

Los productos principales de BI con los que se puede contar hoy son:

– Cuadros de mando integrales.

– Sistemas de información ejecutiva.

– Sistemas de soporte a la decisión.

​En cuanto a los componentes principales del origen de datos actuales, se pueden destacar el data mart y data warehouse.

La principal diferencia entre un sistema de inteligencia empresarial y un sistema operacional es que los componentes y sistemas del BI se encuentran optimizados tanto para divulgar como para preguntar acerca de los datos. Esto quiere decir, que en un data warehouse se encuentran los datos desnormalizados para el apoyo de las consultas de alto rendimiento, sin embargo en los operacionales están normalizados durante las continuas operaciones de modificación, inserción y eliminación de datos.

Los procesos de transformación, extracción y carga son los encargados de nutrir los BI. Para ello traducen los datos a un único sistema desnormalizado, donde estarán completamente integrados.


Cómo aplicarla en las pymes

Los proveedores más habituales de soluciones y herramientas de BI para pymes son Microsoft, Tableau y Qlik. Otros proveedores de herramientas incorporan Sisense, Information Builders y Zoomdata. Algunas empresas escogen plataformas de BI en función de la complejidad de sus operaciones, su tamaño y la tecnología de la que disponen, bien sea SAS, IBM, Oracle o SAP.


Inteligencia de negocios en acción

Las herramientas de BI no dejan de evolucionar. Cada vez son más intuitivas y sencillas de utilizar, lo que permite que una gran cantidad de usuarios las puedas aprovechar.

Hay dos tipos de BI:

Clásico o tradicional, en los que los profesionales de las tecnologías de la información utilizan los datos internos para generar informes, sobre todo financieros o normativos. Se requiere una gran precisión y tanto los conjuntos de datos como las preguntas son predecibles y estándar.

Moderno, en el que los usuarios empresariales interaccionan con sistemas intuitivos y ágiles, analizando con mayor rapidez los datos. Es utilizado cuando se requiere una visión más amplia y dinámica en vez de tan precisa, por ejemplo, en un evento de marketing.


Cómo ayuda a mejorar los resultados empresariales

Los principales beneficios de contar con un sistema de BI en la empresa son:


Respuestas rápidas

Se pueden tomar decisiones inmediatas e importantes sin necesidad de revisar miles de páginas de informes.

Se evitan las especulaciones

Gracias a los sistemas de BI no se necesitan las corazonadas, puesto que se tienen todos los datos necesarios.

Conocimiento de las métricas

Los informes más relevantes, las métricas del negocio y los cuadros de mando, los puede tener cualquier miembro autorizado de la empresa, gracias a los programas de BI.

Obtener información valiosa acerca del comportamiento de los clientes

Permite investigar cómo se mueve el mercado y qué está adquiriendo. Así, la información se convierte en algo que puede producir beneficios.

Identificación de oportunidades de ‘upselling’ y ventas cruzadas

Gracias a los datos de los clientes, se pueden mejorar e implementar técnicas de ventas en los puntos de venta adecuados.

Optimiza operaciones

Da resultados de insights acerca de las operaciones, lo que permite saber en qué áreas se debe mejorar o modificar algo.

Eficiencia

Con un sistema de BI, los datos provienen de una fuente, se visualizan en un panel y se puede generar un informe de forma rápida. Comparándolo con lo que se tarda en recopilar toda la información, supone un ahorro de tiempo más que considerable.

Conocer los costes reales de producción

Las herramientas de BI ofrecen estadísticas detalladas sobre los costes de fabricación y los cambios con los que obtener una mayor rentabilidad.

Comprensión pasada, actual y futura de la empresa

Permite conocer el estado del negocio en cualquier período de tiempo, lo que permite que se puedan tomar ciertas ventajas sobre la competencia.


Una solución integral

Resumiendo, una solución completa de inteligencia empresarial permite observar lo que sucede, comprender por qué, predecir qué podría ocurrir, colaborar como equipo y, por último, decidir qué camino se debe seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.